domingo, 4 de diciembre de 2016

Entre la sensibilidad de la enfermería y la rudeza del fútbol americano

Karol Pérez 

Cada quien es capaz  de hacer lo que se proponga, siempre y cuando no muera su voluntad y deseo


Tegucigalpa, Honduras. 4 de diciembre de 2016.- La vida personal y sus diferentes facetas, ese también podría ser un titular para la historia de Karol Pérez, la joven que despacha a sus hijos al kinder, luego se viste de enfermera y   termina entrenando fútbol americano. Sus semanas transcurren, entre la sensibilidad del contacto con los pacientes y la rudeza de bloquear a sus rivales.

Pero cómo el fútbol americano tocó sus puertas? Un día mientras buscaba canales me encontré un partido de la NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano de los Estados Unidos), al ver aquello se me abrieron los ojos, tocó mi corazón, lo que sucede cuando algo te gusta.

Ella labora como enfermera en el Seguro Social de Tegucigalpa.  Es instrumentalista. Por casualidad una amiga de ella estaba conectada con el deporte, la lleva a ver un entrenamiento y ahí mismo le presta su equipo y se mete. Ese fue el primer contacto.

Sobre la rudeza de este deporte cuenta que "en realidad debemos bloquear pero en el contacto físico hay que velar por la seguridad del rival, no se trata de entrar a matarlas".

Pregunta obligada: son mujeres, mujeres las que lo practican " es una gran curiosidad de la gente, y sí. Soy una mujer que me maquillo, me pinto las uñas y cuando voy al deporte simplemente me transformo".

Normalmente las fotografías de fútbol americano tienen cara de malos? Claro, pero yo no puedo poner cara de mala, yo cuando estoy ahí me desestrezo, me relajo. Me pinto la cara pero lo que pretendo es divertirme. Eso que apenas soy una aprendiz. Algunas cosas no las manejó.

El consejo?  "Debemos practicar un deporte porque esto está vinculado con la buena salud. Todos y todas debemos hacerlo. Algún día quisiera ir a jugar americano a las comunidades garífunas, sería lindo ver esas mujeres con buen físico que son rápidas, corren y tienen fuerza".

En Tegucigalpa está la Liga femenina de fútbol americano en donde compiten las Black Angel, Blitzkrieg, las Lobas, y las Queens. Pérez juega con las Lobas. Por cosas de la vida su debut fue en Costa Rica, de donde se trajeron una derrota, pero también un visión de que todas las cosas son posibles de lograr.