sábado, 6 de noviembre de 2010

El “robo” más intrépido de la historia


Entraron a una Base Aérea de Honduras y se robaron una avioneta como quien se lleva un confite 

Antes  de todo permítanme reírme, jua, jua, jua, jua…

Cinco personas se metieron –en la madrugada de este 1 de noviembre de 2010, en una base área de San Pedro Sula, amarraron a los guardias, mientras el regimiento dormía, se apropiaron de una avioneta, le arreglaron algunos desperfectos mecanismos, la llenaron de combustible e hicieron todo el protocolo para el despegue y se fueron sin  que los detectaran los radares y las torres de control, jejejeje.  Mejor cuéntenme una de vaqueros!

En pocas palabras las Fuerzas Armadas de Honduras nos han dicho que robaron una avioneta de una de sus bases, como quien levanta uva de un supermercado.

Los guardianes de la soberanía aérea –los afamados F-5-, que están pendientes de todo… tuvieron su noche más aciaga y más los periódicos y resto de medios de comunicación que reprodujeron la versión oficial como si se tratara de el hecho más común de la historia.
Esta avioneta había sido abandonada  por supuestos narcotraficantes y decomisada por el Estado en el 2008, estaba para su custodia en la base aérea Armando Escalón de San Pedro Sula en el norte de Honduras. En esta base aérea permanecen 480 militares.

Si todo lo anterior ya resulta increíble, lo es más, que las autoridades de: Ministerio de Defensa, del Poder Ejecutivo, del Ministerio de Seguridad y de las Fuerzas Armadas, crean la versión oficial y aparezcan  -sin el mínimo pudor- ante la opinión pública con el “cantaleta” de que fue un “robo”.

El robo de una avioneta, desde el patio de una base área, no es un acontecimiento  cualquiera, pero a esto debemos sumar que hace una semana organismos internacionales de transparencia ubicaron a Honduras como el cuarto lugar en corrupción y, en esa misma semana, vino a Honduras el zar antidrogas de Estados Unidos David Johnson.

Estaba pensando en mi serie favorita, Los Magníficos, en donde el inteligente del coronel Aníbal  -junto a sus subordinados el Loco Murdock, Mario Baracus, Fas o Phat- hace los planes más intrépidos. Sólo ellos pudieron filmar la película que nos quieren vender las autoridades hondureñas.

Este “robo” – en la realidad – no pudo darse, según diferentes expertos.
El viceministro de Seguridad  Armando Calidonio también, acotó que debieron alumbrar la pista para que el avión pudiera irse.

Válgame Dios, mi país!.. Piensan que el bruto es el pueblo