martes, 3 de abril de 2012

YO VISITANTE INTERNACIONAL. La clave es la organización


El capitolio del Estado de Minnesota
Minneapolis Minnesota, martes 3 de abril de 2012.- En nuestra corta pero fructífera estadía en Estados Unidos, capacitándonos en Participación de Minorías en Procesos Políticos, concluimos que la clave es la organización. Nos hemos reunido con los afroamericanos (Black Caucus y la NAACP), con la Embajada de Naciones Indígenas,  con los árabes, con los Houma de Nueva Orleans, con los vietnamitas, los Somalíes y también con los Hmong.
Hemos conversado con representantes de Mujeres, de personas que trabajan con discapacitados y otras, todas organizaciones sin fines de lucro, pero también lo hemos hecho con autoridades y, la clave, la organización. En Estados Unidos se organizan para todos hay miles y miles de organzaciones. Todo lo tienen institucionalizado, tienen miles y miles de instituciones.

La amplia democracia estadounidense, quizá la más extensa de la tierra,  permite que  todos estos grupos entren al ruedo con los mismos derechos, para mi es una maravilla del sistema estadounidense, ver como protege y concede derechos a sus ciudadanía(Los nacidos y no nacidos en suelo estadounidense)

Temprano en la mañana arribamos a la Alianza de Acción Somalí. La charla interesante con  Hashi Shafi basó sobre el trabajo que desarrollan, desde ayudar en la búsqueda de empleo, abogacía, hacer denuncias sobre situaciones que afectan a sus compatriotas, hasta animarlos para que participen en la política.

Con organización han logrado evitar el cierre de una Escuela en la que había mayoría Somalí. Esta gente entiende bien como insertarse en un sistema nuevo. Para ellos, casi todas las cosas que ven en Estados Unidos son nuevas, porque vienen de un país donde no existen derechos humanos. Además del cierre del Centro escolar, esta organización también ha reformar las políticas de un banco que les cobraba un porcentajes altos por enviar dinero a Somalia. Al clave es estar organizado y capacitar a su gente para  la organización comunal y en los temas que les afectan.

Shafi, es claro “a nadie le interesan tus temas, tu tienes que hacerte cargo. Si esperamos que las cosas cambien, no va a  cambiar, hay que meterse a la política”. Su fijación con este asunto es tal que han ido a pedir a su gente de casa en casa que voten. Pero no solamente les animan al voto, también les preguntan sobre que temas les interesa, para luego direccionar sus reuniones con los políticos.

El gran sueño de ellos es que los somalíes sean líderes, empresarios, gente de bien, con capacidad, que abandonen la pobreza. Están consientes de la potencialidad que tiene su comunidad, creen en la visión que pueden llegar lejos y ya sueñan con tener somalíes en la Corte Suprema y en el Senado.

Algo que tiene claro es que no están para crear enemigos, están para hacer alianzas. En este trabajo, dice, no nos podemos detener ni un día ni un una semana, ni un mes. Se han convertido en actores claves de la política de su ciudad y del Estado.  Saben que si ellos participan se les respeta.

Definiendo, entonces, los temas que les interesa, se reúnen con los políticos,  Y pueden preguntar sobre esos asuntos y las posibles soluciones, por ejemplo uno de sus típicos compromisos que acostumbran con el alcalde es decirle si “En los primeros noventa días de su gobierno, se reunirá con nosotros si o no”. También planteamos temas como empleo y todo lo que nos interesa, Todo es organización.