domingo, 27 de septiembre de 2009

Amenaza de facto: Golpistas dan ultimátum a gobierno de Brasil

Foto: enlacesdeldia.hagoclic.com/.../06/honduras.

El gobierno golpista de Honduras, que tomó por la fuerza el mando del país el pasado 28 de junio y que permanece gracias al poder de las armas, dio un plazo de 10 días al gobierno de Brasil para que comunique el estatus bajo la cual se encuentra José Manuel Zelaya en su Embajada de Tegucigalpa, de no hacerlo, dijo, se reservará su derecho a actuar bajo las indicaciones que señalan las normas internacionales.

Tal determinación fue dada a conocer mediante un comunicado público, leído en cadena nacional, este sábado 26 de septiembre, y en el que, entre otras cosas, el gobierno de facto hondureño, invita a los países que no estén de acuerdo con el regimen que encabeza Micheletti, a que quiten sus banderas y otros distintivos de sus Embajadas.

Además, se refiere directamente a los gobiernos de México, Venezuela, Argentina y España, que decidieron por iniciativa propia cortar relaciones con los golpistas para que, si están interesados en renovar relaciones, se sirvan a solicitarlo a la nueva Cancillería, previo a cambiar sus funcionarios diplomáticos.

Estas determinaciones del gobierno golpista llega un día después que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas le exigiera cesar sus actos de intimidación con la embajada de brasilera, representan también un nuevo giro a la problemática hondureña luego que a mitad de semana hubiera esperazas de solución.

El martes pasado, un día después del ingreso de Zelaya, es decir el martes 22, la cancillería de facto hondureña envió una misiva al Gobierno de Brasil pidiendo que aclarara el estatus de Zelaya en su Embajada, no obstante el gobierno de Brasil se negó a recibirla porque no reconoce otro gobierno más que el de José Manuel Zelaya.

De acuerdo a lo declarado por el presidente de la nación Sudamericana Luis Inacio Lula Da Silva a la prensa, Mel Zelaya se encuentra en su Embajada como un huésped de honor y que albergándolo, Brasil continúa su amplia reputación como un país hospitalario.

Zelaya que sufrió un golpe de Estado, el pasado 28 de junio, mismo día que fue secuestrado y desterrado hacia Costa Rica, regresó secretamente a Honduras el pasado lunes 21 de septiembre y se fue a alojar a la Embajada de Brasil. Él y su equipo de gobierno planean recuperar el poder, de hecho el día de su retorno reunió a miles de simpatizantes frente a esa Casa Diplomática y proclamó “Restitución, patria o muerte”.

Mientras tanto, cientos de militares y policías, mantienen sitiada la Embajada de Brasil y pese a la exigencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas continúa su plan de hostigamiento para que Zelaya salga de la Embajada y poder capturarlo. En su plan de detener a Zelaya, el Ejército ha usado armas sónicas, que impulsas ruidos graves para el oído, además sustancias tóxicas, además de tácticas de amedrentamiento que hasta hoy, no han logrado los objetivos.