viernes, 25 de septiembre de 2009

¿Cómo entró Zelaya a Honduras?.. El gran misterio



Quienes fuimos al aeropuerto el pasado 5 de julio vimos sobrevolar el avión en que venía Zelaya y sabemos como el gobierno golpista evitó que ingresara. Ahora, el histórico domingo 20 de septiembre, nadie sabe como ingresó al país. Ni siquiera las Fuerzas Armadas y esto que tenían efectivos dándole seguimiento las 24 horas del día, incluido unos cuantos apostados en Nicaragua. Posiblemente Mel, como en las películas, tenga el don de “desaparecer” ante los ojos de los enemigos. O algo grande aquí ha pasado.

Una de las imágenes del golpe será el cambio de rostro de Micheletti, entre cuando sonriente informó que Mel Zelaya no estaba en el país y, horas más tarde dijo que, habían fallado sus mecanismos de inteligencia y que Zelaya estaba en Honduras. Micheletti se enteró por Radio Globo y probablemente, la impresión casi termina con su vida. Lo que si queda claro es que es un hombre sin credibilidad, simplemente dicen lo que le dicen.

¿Pero cómo entró al país? Pablo Ordaz del Diario El País escribió que a “Las diez de la noche del domingo 20 de septiembre, un avión de la fuerza aérea venezolana contactó con la torre de control del aeropuerto internacional de El Salvador y pidió autorización para aterrizar. "Se la negamos", explica un oficial salvadoreño, "porque su petición no estaba basada en ninguna de las situaciones de emergencia que contemplan los convenios internacionales". Aún así, la aeronave, procedente de Nicaragua, inició la maniobra de descenso al tiempo que una caravana de vehículos con matrícula oficial llegaba a la terminal de San Salvador. Para sorpresa del personal del aeropuerto, quien bajó del avión, seguido de un pequeño séquito, era nada más y nada menos que el depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya.

De forma casi simultánea, de los oscuros vehículos oficiales que acababan de llegar al aeropuerto se fueron apeando dirigentes del partido que desde hace tres meses gobierna en El Salvador, con el diputado Sigfrido Reyes a la cabeza. Reyes, que además ostenta los cargos de vicepresidente de la Asamblea Legislativa y secretario de comunicaciones del FMLN estuvo durante un buen rato conversando con Zelaya sobre sus planes de regreso a Honduras. "Pero por el momento no le puedo dar muchos detalles", "sólo le puedo decir que el presidente Zelaya llegó en avión y se fue en avión...".

Mientras tanto el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reveló que el retorno del mandatario constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, se fraguó en “un plan secreto”.


“Fue una operación secreta, fue una gran operación de engaño”, reveló a los periodistas “¿Tú no viste la cara de goriletti cuando le preguntaron donde estaba Zelaya?”, dijo entre carcajadas en alusión al presidente de facto de Honduras.

Explicó que llamó a Morales y le dijo “nos vamos a Nueva York con Zelaya” y el avión despegó, seguido por el satélite del Pentágono, pero Zelaya desapareció en un punto intermedio.

“Y él siguió en maleteros de carros, en tractores, apoyado por militares y ahora está donde tiene que estar”.

En El Salvador, La Prensa Gráfica publicó que A las 9:32 de la noche del domingo 20 de septiembre de 2009, el presidente hondureño destituido, Manuel Zelaya Rosales, abandonó suelo salvadoreño vía aérea a bordo de un jet propiedad de Petróleos de Venezuela, tras realizar una parada técnica en su rumbo a Guatemala.

Así lo comprueban los planes de vuelo generados en Nicaragua y El Salvador por el piloto de la aeronave, así como grabaciones de conversaciones entre la tripulación con el radar y la torre de control, hoja de control de tránsito y videos de seguridad del Aeropuerto Internacional El Salvador (AIES).

“Inmediatamente que el avión aterrizó a las 6:55, me llaman por teléfono; le llamo al presidente de la República y le informo que acaba de aterrizar un avión donde viene el presidente Zelaya”, narró Guillermo López Suárez, presidente ejecutivo de la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA).

El director general de Migración, Rubén Alvarado, detalló que Zelaya “no ingresó oficialmente al país. Él se quedó en el área internacional”. Alvarado especificó que el mandatario hondureño arribó cerca de las 6 de la tarde, y declaró a agentes migratorios que únicamente “iba en tránsito”. En tanto, Álvaro Colom, presidente de Guatemala confirmó que Zelaya pasó unas horas en ese país, donde se reunió con varios de sus compatriotas en su ruta de regreso a Honduras.

Mientras tanto, Celso Amorín, canciller de Brasil sostuvo que sólo se enteraron de la petición de refugio de Zelaya como a la diez de la mañana del lunes 21 de septiembre, cuando desde las afueras de la Embajada ingresó una de sus asistentes hizo la petición que fue admitida media horas después por el gobierno de Brasil.

Los primeros momentos de Zelaya, se dijo que estaba en la Casa de las Naciones Unidas, muy cerca de Brasil, significa que una de estas era su alternativa. También se denota que la mañana del lunes Zelaya hasta pudo andar de paseo por Tegucigalpa.

Mientras tanto, se rumora que pudo entrar desde Guatemala, recibido por un influyente empresario en algún punto ciego y en horas de la noche y luego con toda la logística, fue trasladado a Tegucigalpa.

Por último Zelaya mismo indica que estuvo unas 15 horas para llegar a la Embajada de Brasil.