viernes, 25 de septiembre de 2009

La noche en que Elvin Santos corrió a los brazos de Zelaya


     Foto     http://www.tiempo.hn/secciones/crisis-politica/4434-mel-zelaya-se-reune-con-obispo-y
El show se había instalado en Casa Presidencial. Los cuatro candidatos, esos que, aunque prediquen lo contrario, las circunstancias e intereses los ha convertido en uno solo, llegaron para reunirse con el gobernante de facto Roberto Micheletti, parecía una nota de farándula, miles de flashazos, centenares de cámaras y numerosos periodistas que los acecharon como leones a su presa.

Tras dejar la publicitada reunión, entre los cuatro; Bernardo Martínez candidato presidencial por el Partido Innovación y Unidad PINU, Felicito Ávila por la Democracia Cristiana, Elvin Santos por el Partido Liberal y Porfirio “Pepe” Lobo por el Partido Nacional, se dirigieron a la Embajada de Brasil. Se había abierto el tan llevado y traído dialogo.

Nosotros los de la prensa, los esperábamos por donde habían entrado todos los que llegan a la Embajada, pero los políticos demostraron que son hábiles para el engaño, mandaron dos lujosos carros que distrajeran a la prensa, mientras ellos, por el otro lado, descendían por la pendiente que da rumbo a la Embajada. Todo lo hicieron con una coordinación asombrosa. Un par de segundos bastaron para descubrir el engaño… al voltear, venían caminando los cuatro. No necesitamos más; lo que estaba ante nuestros ojos, era una autentica payasada. ¿Necesitamos más motivos para negarles el voto? No hay que ir por ninguno de estos cuatro aspirantes a seres humanos.

Una vez que entraron, la expectativa era como se iban a encontrar Mel y Elvin hasta hace poco, eran enemigos públicos. La sorpresa fue mayúscula cuando aparecieron en un abrazo. Nuevamente los políticos confirmaban su fama. Se tratan como perros y gatos y luego estaban en la misma mesa. Pobre de aquél que pelea por ellos y más pobre, aquél que muere por ellos. Lean esto:  Elvin el que decía que Mel lo quería mandar a matar, llegaba directo a los brazos de él. Se fundieron los cuerpos en un fotográfico abrazo.

Pero la historia no para ahí, estando adentro, se sentaron los cuatro con Zelaya haciendo el papel de jefe, habló con ellos y dio la palabra a cada uno. Radio Globo transmitió esa junta y cuando le tocó el turno a Elvin. Usted no querrá saber lo que dijo. “Venimos de donde el Presidente Micheletti y ahora estamos con Usted presidente Zelaya”.

Perdoname Dios, pero estos si que no son tus hijos. Abrieron la boca sólo para desinfectarla, ninguno de los cuatro dijo algo que valiera la pena. Nunca se comprometieron a nada, siguen pensando que las Elecciones son un proceso independiente de esta crisis, ¿habrase visto? dicen que ese problema no es de ellos. Se revuelven en frases cantinflescas. Nada de ver.

Al terminar la reunión, un enjambre de periodistas se lanzó sobre ellos, el tumulto casi les cae encima, que bien merecido se lo traían por ser lideres de pacotilla, un verdadero candidato anda un equipo de gente a su alrededor y le organiza una conferencia o una declaración. Terminaron dando declaraciones frente a un restaurante chino. Que poca fortuna tener estos candidatos. Ah pero faltaron dos; César Ham  de la Unificación Democrática y Carlos H. Reyes Candidato Independiente, seguro que estos si son inteligentes, lo demuestran al no andar con esos otros cuatro hipócritas, fariseos, farsantes, mentirosos, cobardes, tontos, judas, detestables, traidores, indefinidios. Tienen todo lo que yo odio, pero mi voto solo no importa.  Así es que una de estas vacas puede ser Presidente. El que quiera que bote su voto.