domingo, 13 de noviembre de 2016

Aurelio Martínez: “Fui víctima de un atentado y mi reacción fue defenderme”

·     Tras el incidente en donde un sujeto le lanza un golpe mientras cantaba en pleno escenario, Aurelio Martínez está arrepentido de haber respondido con  un golpe de guitarra y dice que continuará cantando por la paz y en defensa de la cultura garífuna. 

Si dejo de escribir lo que yo siento estoy faltando a la cultura garífuna y mis ancestros


Aurelio Martínez en Senegal
Tegucigalpa, Honduras, 13 de noviembre de 2016.- Más tranquilo y habiendo reflexionado sobre lo acontecido esa noche en San Antonio, Colón. Le hice una llamada a Aurelio, venía de viaje, justamente pasaba por Corozal, rumbo a La Ceiba. Le recordé lo que pasó. El golpe y el guitarrazo. Se ha dicho mucho al respecto pero él lo tiene todo claro.  

Te ha hecho daño ese incidente?
Claro que no, la gente con ideas siempre termina frustrando a gente incapaz que utiliza las armas de los débiles. Estoy expuesto a esto desde el momento que tengo criterio. Mis criterios no siempre le caen bien a todo el mundo, pero igual nosotros también reaccionamos como humanos, creo que eso es válido.

Y Aurelio Martínez tienes mi solidaridad. Facebook se llenó de mensajes en tu apoyo, ¿Qué piensa al respecto?
Lo importante es que mi labor no solamente es por Aurelio Martínez, es por toda la historia y cultura del pueblo garífuna. Si vas un poco al contexto mundial la cara de la cultura garífuna y la música garífuna es Aurelio Martínez. Se trata de la historia del pueblo garífuna, solamente soy un pasajero de este barco.

Y te lo agradecemos Aurelio
Gracias Kenny… quien tiene que defender estos principios de respeto que se han perdido en nuestras comunidades, es la misma comunidad, sus dirigentes especialmente.

Incluso muchos te llamaron el estandarte?
Es un tema que nos reconozcamos, debemos dejar esa cultura del cangrejo, cuando uno sube todos tratamos de bajarlo, no tratamos de ayudar. Es un buen momento de ayudar y reconocer quienes están al frente  de la lucha en algunas áreas de nuestra cultura. Yo represento a la cultura garífuna, no a mí mismo. Yo solamente soy un guerrero de la lucha por la preservación de la cultura, un elegido de  los ancestros para ponerlo ahí, lo de más pues, nos morimos, pasamos de moda, pero creo que en este momento he hecho una gran labor y la seguiré haciendo hasta que Dios y los ancestros me permitan. Mi tarea es perpetuar la cultura para las próximas generaciones.

Ese día imaginaste que pudiera ocurrir un incidente, viste una señal?
Puedo decir que fue una cuestión planificada, fríamente planeada, estos muchachos llegaron en carro se dieron a la fuga después, en el mismo instante en que hicieron el relajo. Creo que fue un atentado sobre el cual no hemos tomado represalia, la violencia no se ataca con violencia, mi reacción en ese momento fue defenderme. Como pueblo garífuna, no vamos a mandarle señales al mundo de más violencia, lo importante es que esto quede donde está y que nosotros sigamos demandando ese respeto que siempre ha existido en nuestros pueblos. 

Cómo te explicas todo?
No sé qué decirle al mundo porque yo he hablado del respeto que hay en la cultura garífuna, eso es lo que ha regido nuestra sociedad, ese ha sido mi testimonio al mundo. He dicho que el mundo tiene mucho que aprender de la cultura garífuna porque nosotros saludamos: “bendiciones tío”, “bueno días tío”, “buenos días hermano mayor”, “nitu”.  El respeto siempre ha sido una conducta normal del pueblo garífuna.

Qué explicación tiene tu música?
Los cantos, siempre han sido una forma de protesta de cosas cotidianas, en vez de pelear, cantamos para sacar las cosas que nosotros sentimos. Si dejo de escribir lo que yo siento estoy faltando a la cultura garífuna, estoy faltando a la cultura de mis ancestros.
Este tipo de ataque es inaceptable, es condenable. Pero igual yo no condeno a nadie estoy tranquilo. Una cachetada la recibió Jesucristo muchas veces por la verdad.

Cancelaste el resto de la gira?
Mi gira no se detuvo por ningún momento, la fuerza del mal no debe ser más grande que la del bien.  Hice esta canción hace 20 años  y que tenga resultado negativo hoy día, me  sorprende. Creo que no voy a condenar a Santa Fe por un “inteligente” que haya cometido esto. Santa Fe ha cantado y bailado esa canción algunos ya la asumen, aunque algunos la rechazan, pero jamás llegaron a la violencia que ha manchado el nombre, no de Aurelio Martínez, sino el nombre de la comunidad.

Sigues trabajando normal?
El sábado pasado estuvimos en San Pedro Sula en el Black And White y en San Juan, Tela el domingo. Este próximo domingo estaba previsto estar en Nicaragua, pero por detalles logísticos no se podía concretar, la próxima semana estaremos en Belice y después Guatemala, es una gira Centroamericana la que estoy propinando como Embajador Internacional de la Cultura Garífuna.

Te arrepientes de tu reacción, al dar golpe con la guitarra?
Sí, como persona adulta que soy. Siempre pienso que la violencia no se debe pagar con violencia. Lo que pasó conmigo fue una reacción humana de defensa personal, ante una violencia similar se disparan tus defensas. Yo no hubiera querido que estos pasara,  yo jamás hubiera querido que la comunidad que me ha admirado por tantos años y que me ha visto de una manera pacífica me viera actuando de esta manera, pero la situación, ni yo mismo lo pude controlar.

Ya tuviste un acto de disculpas, por parte de el agresor?
No, absolutamente, hasta ahora no hay una reacción ni siquiera de la comunidad, algunas personas lo han hecho personalmente y han dicho lo sentimos, lamentamos lo que pasó, pero oficialmente, de disculparse en nombre de la comunidad, pues no, ninguna reacción.  Incluso han habido algunas actuaciones como avalando esto, pero no hay problema, espero que reflexionen  en ese aspecto y que este caballero asuma que realmente cometió un error.

Claro, pudo haber terminado de otra manera?
Si, gracias a Dios que no. Quizá esto no tenga repercusiones ahora, si creen que eso es bueno y que es ejemplo positivo para la comunidad y quiere volver a repetirlo, probablemente se encuentre a alguien que no sea Aurelio Martínez, que no tenga la frialdad de reaccionar de una manera sensata y que pueda ocasionarle algo más a él o a su familia.

Con su eterna acompañante, la guitarra
Pudiste dormir esa noche?
Después de San Antonio, tuvimos que viajar hasta Ceiba, porque era un domingo, luego dormí normalmente. A mi no me quita el sueño ese tipo de cosas. El hombre está para la calle, los hombres de ideas defienden sus ideas. Las cosas que yo digo siempre son atacando la problemática social de la comunidad. Siempre me he  apegado a la verdad, por eso ninguna acción me quita el sueño. Jamás  atacaré a una comunidad para dañarla, solamente busco que se mejoren las actitudes, que tengamos conductas diferentes para mejorar las condiciones de nuestros pueblos en ningún momento para dañar a los pueblos.

Es el peor momento de tu carrera, de todo lo que has vivido en escenario?
Sí, lo voy a categorizar como el momento más ingrato, de mi carrera, es la pesadilla más grande dentro de un escenario. No porque yo me quiera jactar, eso no me gusta, pero he sido muy celoso de lo que se diga de la cultura garífuna. Mis canciones siempre llevan un mensaje de paz, de reflexión de poder protegernos como pueblo ante las adversidades que tenemos en las sociedades en que vivimos.  Si este es el pago que recibo está bien, jejej, pero igual eso no me quita el sueño.

Y el mejor momento de tu carrera?
Fue cuando pude llegar a África, bajo la mentoría que hice con un artista símbolo de la música africana Youssou N' Dour,  ante 45 mil personas en un estadio de Senegal, fue una cuestión que yo jamás pensé que pasaría en mi vida. Además he llevado la música garífuna ha posiciones inimaginables, entre lo 10 mejores álbumes del mundo, en los últimos diez y quince años.

Hay alguna cosa que nunca hayas compartido en una entrevista
Hay pocas cosas que guardo para mí, pero lo más importante es que estoy muy avergonzado de lo que pasó en San Antonio.  Yo estoy vivo todavía y quizá  mucha gente no reconozca el trabajo que yo hago, pero el día que yo me vaya, como se fue Guillermo Anderson, Paul Nabor, Andy  Palacios, después se reconoció su trabajo. Hoy estoy aquí presente, yo pensé que las organizaciones de nuestros pueblos defenderían este caso no por Aurelio, sino por el embajador de nuestra cultura garífuna, pero no tengo ninguna reacción de ninguna organización. Significa que no les importa la forma y principios de nuestros pueblos, espero que cuando yo falte sepan encontrar una justificación a todo lo que pasó.


Seguirá cantando, dice por la paz y en defensa del pueblo garífuna 

Hay aprendizaje en esto?
Yo no quiero buscar abogado para esto, deberían ser las organizaciones que hablan en nombre del pueblo garífuna las que condenen esto para que haya orden, no solamente que defiendan las cosas materiales, también que defiendan las cosas espirituales y las buenas costumbres de los pueblos. Los valores culturales, jamás ninguna organización los defiende.

A la juventud, qué le dices?
Tienen un reto muy grande, los jóvenes están buscando otras tendencias, buscamos ser parecidos a otra gente, no a nosotros mismos, creo que es importante que se detengan y que piensen que la cultura garífuna es una cultura muy rica y es una cultura que el mundo la ve como un manjar, no tenemos que parecernos a nadie, somos un pueblo que tenemos una identidad que el mundo quisiera tener. Buscando imitar otras cosas o trayendo a la cultura garífuna cosas externas dejando la real, cantando cosas en garífuna que no tienen nada que ver con nuestros principios. Están cantando cosas muy sucias, es importante poner atención a esto porque el garífuna aprende más de la música  que  de cualquier documento que le pongan en frente, nosotros escuchamos música todo el día,  y lo que dicen o hacen tiene efecto multiplicador en nuestros sistema de vivir, afecta  a nuestra niñez, nuestra juventud a nuestra familia. Con lo que digas o dejas de decir. Los jóvenes deben reflexionar sobre las cosas que deben decir y las que no.