domingo, 27 de noviembre de 2016

Qué quiere decir OIM con "periodismo comprometido con personas migrantes"?

Roberto Canizales de OIM Honduras y Alba Amaya Oficial de Información Pública de OIM para el triangulo norte de Centroamérica, mientras exponían  en el encuentro de periodistas
Tegucigalpa, Honduras 25 de noviembre de 2016.-  La Organización Internacional para las Migraciones realizó en Santa Cruz de Yojoa, Cortés, el I Encuentro regional sobre comunicaciones, prensa y migración, al que asistieron periodistas de  Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Honduras.

Mellisa Vega de OIM Guatemala
El objetivo central fue estimular un periodismo comprometido con personas migrantes, toda una novedad en una zona donde las agendas periodísticas se reflejan  en la formación de redes ambientalistas, culturales y anti corrupción.

No es casualidad que se haya escogido este grupo de países, especialmente a los 3 del norte de Centroamérica, llamados también triángulo norte. Se debe a que en los últimos años ostentan el nada honorífico título  de campeones en migración irregular.

Nicaragua se suma a está onda, además no está de más añadir que cada día Estados Unidos expulsa a muchos nacionales de estas tierras, todo un drama con un sin fin de matices que el periodismo no ha sabido detectar.

De acuerdo al Observatorio Consular y Migratorio de Honduras este año Estados Unidos ha deportado más 63 mil catrachos.  Mientras que a diario más de 100, salen de manera irregular camino a la gran nación del norte.

Desde estos países salen silenciosamente, cada día, miles de personas expulsadas por una serie de factores, especialmente la falta de oportunidades. Pero la historia no queda ahí, muchos de estos migrantes terminan, en el mejor de los casos, mutilados, o pierden sus vidas.

Centroamérica se ha convertido en una región expulsora de sus habitantes. Un sitio sin esperanzas, con miles de mutilados, miles de muertos, miles de hijos sin padres o padres sin hijos, miles de dolorosas historias que se desvanecen en una sociedad cada vez más insensible y autoridades indiferentes.

Hacer un periodismo comprometido con las personas migrantes es humanizar la noticia,  es no limitarse a la frialdad de los números. Propone una mejor comprensión de la problemática. Postula una responsabilidad social. Busca una solución y poner en perspectiva la migración irregular y sus características; una de ellas, la feminización.

De las principales líneas del taller fue: la correcta utilización de los términos relacionados a la movilidad internacional, dar un vistazo a los delitos vinculados a la migración irregular y el periodismo de datos.

Una de las preocupaciones de la OIM es el aumento de la xenofobia en los países destino algo que el periodismo puede ayudar a erradicar. En relacion a los delitos vinculados, hay una gran preocupación de acuerdo a lo planteado por Anna Uchoa Coordinadora de prevención y seguridad  de la OEA, que vino desde Washington para exponer en el evento.

También se busca contrarrestar la migración irregular, en ese sentido, al parecer la mejor receta no es decirle a las personas "no se vayan" sino proporcionarles toda la información para que lleguen por sí mismas al convencimiento de que sus vidas estarán en riesgo. Si aún así persisten en su proyecto migratorio, pues que conozcan en donde pueden buscar ayuda para salvar sus vidas.