viernes, 3 de marzo de 2017

La experiencia de poner en perspectiva latinoamericana el tema de la migración garífuna

Exponiendo sobre causas que provocan la emigración garífuna
en la Universidad de Austin, en el Instituto  de Estudios Latinoamericanos 
Austin, Texas 3 de marzo de 2017.-  Por invitación de la Asociación de Estudiantes de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Austin vine aquí para participar en su 37a Conferencia Anual, estuve en uno de los paneles, mi tema: Migración garífuna y causas ocultas que la provocan.

Este asunto lo he venido estudiando con un pequeño patrocinio de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales FLACSO-HONDURAS, cuyo director es el Dr. Rolando Sierra.

Estar en Austin y pararme frente a un auditorio, de ese nivel, con estudiantes de maestría y doctorado fue una magnífica oportunidad de poner en perspectiva al pueblo garífuna que está casi siempre fuera de las noticias, de los debates y de la academia interamericana.

Por lo general estamos fuera de los grandes eventos, los hemos visto desde lejos. Las agendas en Latinoamérica están atiborradas de política vernácula, de comercio, de narcotráfico, seguridad, crimen, deporte y otros campos que, si bien nos afectan, no participamos de ellos directamente.

En realidad esto no es extraño, porque si estamos marginados en nuestros propios países, por qué sería diferente fuera de él.

Pero somos latinoamericanos y nos afecta estar fuera del debate, de tal manera que la invitación de los estudiantes latinoamericanos nos llena de esperanza y no solamente nos parece acertada sino también, justa y necesaria.

Tenemos muchos aportes que dar, reflexiono por ejemplo en el campo de la seguridad, cómo los garífunas somos la excepción en la vorágine criminal que hay en América Latina. Algo tenemos que decir en este asunto, cómo opera la armonía, la confianza, la cosmovisión, el concepto de familia extendida y el mecanismo de principios y valores que nos legaron nuestros abuelos.

De cómo amamos a nuestros hijos, pero también de cómo amamos a los hijos ajenos. El respeto a la vida, de como ser una sociedad pacífica, de cómo somos un pueblo con una cultura musical importante y como diría Horacio Martínez Calix de como somos el pueblo más feliz.

Para mí ha sido genial ver que en el acto inaugural hubo ambiente garífuna a través de una participación artística del Dr. Rony Castillo, prominente hijo de la nación garífuna y quien me recomendó para venir

Entre tanto, la construcción de una narrativa en el tema de la migración no es para victimizarnos, no, al contrario es para empoderarnos, para decirnos que somos conscientes de lo que ocurre y que podemos cambiar nuestra situación.

En esa línea de pensamiento manifestamos que la educación formal es el camino, sabemos que si somos estudiantes de éxito y profesionales excelentes no habrá necesidad de ejecutar un plan migratorio irregular y tomar el riesgo de cruzar en la oscuridad por ese enorme cementerio llamado México.

El ser exitosos nos vuelve interesantes y atractivos a los ojos de los países importantes. Las políticas inmigratorias sirven también como "cazatalento".

Si estamos capacitados tenemos posibilidades de ejecutar un proyecto migratorio que no es lo mismo que irse sin ningún peso a "charoliar", a mendingar y luego caer en las manos de los Zetas.

Es bueno que la academia entre a estos temas, que debata y proponga y pida la palabra en la justicia social, tenencia de la tierra, el desplazamiento, la falta de oportunidades. La academia no puede quedarse de brazos cruzados, provocando que todo siga igual, no, debe dar vuelta a las cosas y hacer un mundo diferente.

Gracias Universidad de Austin
Gracias LILA
Gracias Dr. Rony