martes, 22 de septiembre de 2009

“Les propuse dialogo y me contestaron con bombas”, dice Mel Zelaya



Foto: http://www.diariocorreo.com.ec/imagenes/2009/06/mundo19.jpg

Luego de pasar a las horas más tensas de la incursión militar a las cercanías del Brasil donde se encuentra como invitado de honor, el presidente Manuel Zelaya Rosales indicó que a los golpistas les propuso y un dialogo para terminar con el conflicto en Honduras, pero le contestaron con bombas y disparos.


Entrada la tarde la situación de Manuel Zelaya seguía siendo la misma desde las 7 de la mañana cuando miembros del Ejército, Policía y agente de la Dirección de Investigación Criminal rodearon la Embajada de brasileño con el objetivo de dispersar a los manifestante durmieron ahí en protección de Mel Zelaya y evitar que más simpatizantes fueran llagando. Mientras el Gobierno discutía en secreto la posibilidad de entrar a la Embajada y sacar a Zelaya.

Xiomara de Zelaya confirmó que dentro de la Embajada hay 313 ciudadanos que se vieron obligados a entrar ante el ataque de los gobiernos golpistas. Hay unos 12 niños, muchas mujeres, pero eso no es todo, los enemigos, cortaron el suministro de energía eléctrica y agua potable.

A eso de las 1 de la tarde en radio Globo fue entrevistado un miembro de la Cruz Verde y dijo que se encontraba en espera de una autorización por parte de los Fuerzas del orden para entrar a la Embajada y atender alguno pedido de auxilio en relación a gente hipertensa y otras necesidades. Tampoco los policías permitían la entrada de alimentos.

El presidente solicitó auxilio a los cuerpos Internacionales para que ayuden al pueblo de la represión con que los trata el gobierno golpista y dijo que no claudicara en la consecución de la paz interrumpida el pasada 28 de junio, cuando los militares irrumpieron su hogar, lo secretaron y lo dejaron en Costa Rica, rompiendo el orden constitucional.