domingo, 18 de octubre de 2009

Usan periodistas como espías y policías se hacen pasar como periodistas

P-es. Periodistas en Español
IFEX.- El Gobierno nepalés pretende usar a periodistas como informantes en sus planes de seguridad, informan ARTICLE 19 y la Federación de Periodistas Nepaleses (FNJ), una decisión que podría debilitar el papel de los medios independientes y aumentar las agresiones contra periodistas. Mientras tanto, el Centro Palestino para el Desarrollo y Libertades de Medios (MADA) informa que elementos de las fuerzas de seguridad se hicieron pasar como reporteros gráficos en medio de una manifestación el 8 y 9 de octubre y arrestaron a manifestantes.

No se informa de este tema frecuentemente y es difícil demostrar que la práctica ocurre, dice Periodistas Canadienses por la Libertad de Expresión (CJFE). El CJFE documentó un caso de un policía en Canadá que se hizo pasar como periodista para obtener mayor acceso a una protesta en el año 2008.

Según ARTICLE 19 y la FNJ, el uso de periodistas nepaleses como informantes de seguridad es una infracción al Código de Conducta emitido por el Consejo de Prensa Nepalés. ARTICLE 19, la FNJ y otro grupo nepalés, Freedom Forum, pidieron a las autoridades eliminar cualquier propuesta de usar periodistas como espías y asegurar la seguridad de los periodistas.

"El plan del Gobierno es oportunista e irresponsable", afirma el presidente de la FNJ, Dharmendra Jha. "Las amenazas y ataques contra los periodistas e inclusive su asesinato, proliferan en Nepal y proponer usar periodistas como informantes es en el mejor de los casos, una negligencia grave".

En Jerusalén, elementos las fuerzas de seguridad israelíes se disfrazaron de reporteros gráficos al llevar cámaras y vestirse como palestinos, informa el MADA. La semana pasada arrestaron a varios manifestantes jóvenes en una manifestación contra las prácticas israelíes respecto a la mezquita de Al Aqsa. MADA comenta que esto es una violación a las leyes y pactos internacionales y pone en peligro la vida de los periodistas.

Antes, en Canadá, un policía fingió ser un periodista en una marcha de indígenas mohawk en conjunción con el Día de Protesta de Aborígenes en 2007. CJFE comenta que esta práctica debilita el papel de los medios como un tercero independiente, al amenazar la seguridad de los reporteros y su capacidad para acceder a noticias y fuentes. Los policías que fingen ser periodistas amenazan la prensa libre al crear un ambiente en el que los ciudadanos no pueden confiar en que los que se identifican como periodistas lo son en realidad. La acción de la policía ha "congelado" posibles fuentes, dice CJFE.