sábado, 8 de abril de 2017

Retazos de historia que nos llevan al crimen más mediático de la historia de Honduras


El anuncio para el CINE FORO Berta Vive
Tegucigalpa Honduras 8 de abril de 2017.-  La sala de cine está en la más oscura de las penumbras y aún  así se advierte el reflejo de rostros con lágrimas, se escuchan llantos y pesares. Pasados 13 meses de la partida de Berta hay mucha consternación e indignación. 

El documental de Terco Producciones sobre la vida y el asesinato de Berta derrumba hasta al que cree que está hecho de acero. Hay varios episodios que van directo al sentimiento, nos llenan de tristeza y nos hace cuestionar sobre la sociedad que tenemos y la sociedad que queremos.

Y es que tras su muerte, el espíritu de Berta aparece por doquier, en cada metro de terreno  o gota de agua en Honduras. Todos en el país sabemos que pasó con ella. Su fotografía está instalada en la mente de aquél que vive en la última montaña como en la del ejecutivo que labora en cualquier oficina.

Berta debiera estar, en este instante, en su casa disfrutando de un café en medio de esa escenografía rural que tanto amaba. Tendría que estar sentada en un sillón riéndose con sus hijas e hijo pero no, ella ya no está aquí, -físicamente ya no está-. Esta sociedad que asesina a mujeres indefensas parece ficción, pero es real.
El Embajador de los Estados Unidos James Nealon  y el representante de la Unión Europea Ketil Karlsen  rinden
homenaje ante el féretro de Berta Cáceres (imagen del documental)
El documental Berta Vive cumple con creces con su propósito de ir a las almas, de tocar las fibras más sensibles y muestra que el poder la mató para ridiculizarnos, para humillarnos. Para decirnos una vez que no valemos, ellos se ríen de nosotros. Afortunadamente el mismo documental muestra sus nombres.

El documento fílmico comienza cuando Berta discursa tras recibir el Premio Goldman y termina con un sonoro aplauso de la sala. Berta aparece manejando rumbo al río Gualcarque, por el que murió, y en tono jocoso dice que los vigilantes de la constructora han de decir por ella "hay viene la bruja otra vez".

Aparece la celebración de los 21 años de COPINH, la organización de base indigena lenca que dirigía al momento de su muerte. El Embajador de los Estados Unidos James Nealon entra en escena junto al representante Unión Europea Ketil Karlsen, ambos rindieron homenaje ante el feretro de Berta.

El reconocido médico forense Dennis Castro aparece diciendo que en 72 horas debieron haber esclarecido el crimen y que el 95 por ciento de los asesinatos en Honduras quedan en impunidad.

También la voz del famoso actor Leonardo Di Caprio emerge abogando por la naturaleza y por Berta. El mundo no quedó indiferente y el film es leal a la verdad al exponer los reportes de varios medios informativos de varios países y en varios idiomas.  

Personalmente no conocí a Berta, supe de ella, claro. Ahora se que era de aquellas activistas que pasan en cada esquina pidiéndonos reacción, pero que oímos hasta que ya está muerta. Lo mismo que Luther King, Gandhi y Abraham Lincoln.
Miriam Miranda, Coordinadora de la OFRANEH
Miriam Miranda, la connotada coordinadora de la Organización Fraternal Negra de Honduras, la más prominente activista por los derechos humanos que hay en el país hace un llamado en nombre de la vida ante esta campaña de terror. Aparecen rostros garífunas llorando y cantando una canción de despedida a Bertha.