sábado, 8 de abril de 2017

“… Pues esperen que el mar se seque para irse a vivir ahí”

La expresión que recibieron pobladores de la aldea garífuna de Barra Vieja durante un desalojo. La comunidad libra una batalla legal contra un poder económico que los quiere sacar de su pueblo para hacer la segunda etapa del desprestigiado Indura Beach Resort

Barra Vieja. Foto de hondurasaccompanimentproject.wordpress.com
Tegucigalpa, Honduras 8 de abril de 2017.- En los próximos días, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) podría resolver recurso de casación en el litigio entre la Empresa Nacional Portuaria (ENP), acompañada del Instituto Hondureño de Turismo y la empresa Indura Beach contra la aldea garífuna  de Barra Vieja.

Pudiera ser que resuelvan contra los humildes pobladores, favoreciendo a los empresarios, kennycastillo.com conversó con el presidente del Patronato de Barra Vieja, Carlos Castillo y habló sobre antecedentes y expectativas del caso que pone otra vez a pobres pobladores contra millonarios empresarios.

¿Cuál es la historia de Barra Vieja?
Comienza en 1885,  la fundaron dos familias una de ellas de apellido Mendoza y la otra León,  aquí era un cocal. Entre los primeros habitantes ladinos y garífunas. Actualmente tenemos un promedio 150 familias, unos 700 habitantes.

¿Cuál es el problema en sí?
El problema de Barra Vieja es que en aquellos tiempos  nuestros  padres fueron los que estuvieron trabajando vendiendo cocos  a las empresas, entonces  -estas empresas- empezaron a difundir que -esa tierra- era de ellos, ahora nos tienen demandados por usurpación dizque el terreno era parte de la ENP, fuimos a un juicio les ganamos, es decir no somos usurpadores y ahora se fueron -la otra parte-  a casación a la Corte Suprema de Justicia, estamos esperando qué es lo que va a pasar en la Corte para ver qué hacer. Quieren la tierra como segunda etapa del Indura Beach Resort.

¿Tienen miedo de lo que pueda pasar en la Corte?
La verdad NO, no tengo miedo porque si ellos favorecen a la ENP, que es el Estado mismo, nosotros estamos preparados para acudir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para resolver en esa instancia.

¿Han sufrido desalojos?
Claro dos desalojos en el 2013, el 6 de agosto y el otro 29 de septiembre del mismo año.

¿Por orden de quién?
Por orden de la Portuaria (Empresa Nacional Portuaria) y de Turismo (Instituto Hondureño de Turismo) y de Indura (Indura Beach, manejado por la Empresa Desarrollo Turístico de la Bahía de Tela)

¿Ahí fue que les dijeron esperen que el mar se seque?
Claro, para que nosotros podamos ir a vivir ahí, es algo ilógico

¿En qué circunstancias se produjo eso?
Estábamos discutiendo con la Policía, incluso con una persona de los derechos humanos, supuestamente era de  los derechos humanos, y venía como juez ejecutor del desalojo, se llama Ismael Tinoco, estuvimos discutiendo y entonces fue cuando dijo esa frase, que esperáramos que el mar se secara para que pudiéramos ir a vivir ahí.
-   Los pobladores estaban ripostando que si los sacaban de sus playas para donde se irían-

¿Lo dijo Ismael Tinoco o lo dijo algún Policía?
Lo dijo Ismael Tinoco

Y… ¿Actualmente todo está tranquilo, hay calma?
Hasta el momento sí, estamos bien, la vez pasada nos quisieron anular la personería jurídica de la comunidad, estuvimos otra vez en proceso de detener esa anulación, lo detuvimos y hasta ahora no tenemos ningún tipo de queja, solamente altísimo calor.

¿Está tranquilo?  ¿Gracias a la OFRANEH, Organización Fraternal Negra Hondureña?
Sí, es la única Organización que ha estado con nosotros al cien por ciento, la OFRANEH

Y Miriam Miranda
Miriam Miranda como presidenta, correcto


Un policía y un militar con armas de alto calibre voltean hacia una señora.  







¿Y bajo qué Derecho se defienden?, ¿Qué es lo que invocan?
Estamos invocando los derechos humanos, los derechos ancestrales y el Convenio 169 que el mismo Estado firmó. Con el Convenio 169 el estado dice que nos iban a respetar nuestros derechos, nuestras tierras y territorios, y como incumplen , nosotros tenemos que hacerle saber nuestros derechos como pueblos garífunas.

¿Ha habido mucho interés en este caso a nivel internacional?
Claro, han venido a preguntar cuáles son los problemas que nosotros tenemos, no hemos visto un resultado, pero sabemos que las cosas se han calmado posiblemente por los gritos que hemos dado.

¿Y debo preguntarte sobre el papel de los organismos de Derechos Humanos, como CONADEH y otras organizaciones, parece que no han hecho un papel relevante?
El papel que han hecho los derechos humanos en Honduras es acompañar al Estado para poder desalojarnos de nuestras propias comunidades.

¿Un papel nefasto?
Nefasto, así es    

Y la comunidad, qué te pide, qué te dicen?
Vean las casas y los utensilios

Me religieron como presidente hace como un mes y hay que seguir la lucha, buscamos que respeten nuestra comunidad y que nuestros hijos tengan un patrimonio, que ellos,  -los hijos- vean  que así como sus padres luchan ellos deben luchar también por proteger su tierra.

¿Crees que ganen esta lucha?
Pues hemos tenido dos ganes, el de Punta Piedra y Triunfo de la Cruz en la CIDH, si no ganamos aquí localmente, pues nos va a tocar ir a la CIDH a buscar justicia. Debemos hacerlo, esperamos que la Corte Suprema de Justicia y se lo pedimos que actuen corrrectamente y con respeto a los derechos humanos y al Convenio 169.